#Perú,

Rutas Solidarias: bicicletas para llegar a la escuela

viernes, junio 24, 2016 Nadine Heredia Alarcón 0 Comments

Dos kilómetros de distancia. En auto, cuatro a cinco minutos. Caminando, probablemente tú y yo lo haríamos en media hora. Pero claro, ese tiempo es en la ciudad, con calles planas y pavimentadas.

Una talla 28 de calzado, un cuerpecito de 30 kilos y una carita con sonrisa juguetona caminan dos kilómetros en más de una hora, de lunes a viernes para llegar a su colegio... Trocha, subida y bajada, un tronco que hace las veces de puente sobre el riachuelo;  a veces, compartiendo el camino con camionetas, buses o camiones que pasan a velocidad y le dejan una nube de polvo. Otras veces, con un ato de ovejas o un grupo de vacas.

Jesusa quiere ir a su colegio. Ella no sólo quiere pastar sus ovejas. Ella sale a las 6 de la mañana, con su mochila y una alforjita con papa y queso para el trayecto. Jesusa tiene 7 años y ya tiene que lidiar con las grietas en su camino, como miles de estudiantes de nuestro país. Pero esto ha ido cambiando por la acción de un gobierno de inclusión social.

Esta realidad hizo que el Presidente Ollanta Humala, impulsará la iniciativa “Rutas Solidarias: Bicicletas para llegar a la escuela”. Jesusa en Lircay, Huancavelica, así como escolares de Yunguyo en Puno, San Luis en Cajamarca y muchos otros distritos, han recibido, en los años últimos cuatro años, más de 73,040 bicicletas. Actualmente, 4,880 escuelas públicas rurales de 17 regiones de nuestra zona andina y amazónica son parte de “Rutas Solidarias”

La sonrisa juguetona de Jesusa se ilumina más cuando me pregunta ¿tú sabes montar bicicleta? Y mientras le respondo, veo la sonrisa feliz dibujada en la carita de otros alumnos de la escuela que estamos visitando y que está recibiendo las bicicletas, chalecos y cascos de seguridad que entrega el Programa.

Este año serán 123,040 estudiantes pedaleando una bici para llegar a su escuela en menos tiempo y menos cansados. Es decir, casi el 10% de la población rural escolar del Perú, llegará con más energía para atender en sus clases y tendrán más tiempo para dedicar a sus tareas o para a descansar. Vivir en zonas rurales y dispersas ya no será un motivo más para incrementar los niveles de deserción escolar por el riesgo y el tiempo que implicaba caminar dos horas o más para llegar a sus escuelas y otras tantas para volver.

Para este gobierno nacionalista la educación es la mejor opción para que nuestros niños y niñas desarrollen sus capacidades y logren una vida de bienestar. Ellos son la prioridad y la mejor riqueza que debemos cuidar, entre otras cosas, allanando el camino y acercando la escuela a través de “Rutas Solidarias”.


0 comentarios: