#Perú,

Programa Nacional de Vivienda Rural: Un sueño hecho realidad

miércoles, mayo 04, 2016 Nadine Heredia Alarcón 0 Comments

Hace un año (2015) visité Azulhuanca, una comunidad en la región Áncash, donde tuve la oportunidad de conocer al señor Fermín de 78 años y a la señora Hilaria de 75 años, ambos beneficiarios del Programa Pensión 65. Muy orgullosos me invitaron a conocer su casita y compartir con ellos unas ricas papas con queso ancashino.

Su casita era muy acogedora y tibia: doble cubierta en los techos, piso de madera, con puertas y ventanas dobles para que no se pierda el calor interior, ni ingrese el aire frío del invierno; en palabras de Hilaria: “ahora sí se siente diferente acá adentro” y ríe con ganas…

El friaje y las heladas no son fenómenos nuevos. De hecho, cada año, los titulares y los reportajes dominicales nos hablan de este tema. Tampoco es monopolio de una región, tenemos heladas en las alturas de nuestra sierra, pero también tenemos friaje en regiones de la Amazonía. Los niños pequeños y los ancianos son los más vulnerables frente a este fenómeno.

“Antes era muy helado y sufríamos bastante”. Recuerda doña Hilaria: “los chiquitos también en el pueblo mucho se enfermaban. Ahora ya no”.

Para el gobierno nacionalista, el Programa de Viviendas Rurales es una forma de trabajar por la igualdad de oportunidades, para que las familias del campo puedan vivir en un ambiente confortable y más calentito cuando vienen las heladas y el frío.

Además de soportar las heladas, los módulos de vivienda se están construyendo de tal manera que resistan los sismos, con materiales de la zona y mano de obra de hombres y mujeres de cada comunidad, quienes han sido especialmente capacitados. “Acá sabíamos construir, pero ahora hemos aprendido a hacer casas fuertes y para no pasar frío”, según dice don Fermín.

Hoy el programa está en 13 regiones de nuestro país: Amazonas, Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, Moquegua, Puno y Ucayali y tiene 10,758 beneficiarios, de los cuáles el 40% son mujeres.

Me contaron que las mujeres están cumpliendo un rol muy importante dentro de los núcleos ejecutores, ocupan los cargos de tesoreras, fiscales, secretarias y presidentas “y son muy buenas haciendo los adobes y las más cumplidas”, según comentó don Fermín.

La visita a la casa de Hilaria y Fermín fue realmente acogedora y “calientita”, no solo por la temperatura del ambiente, sino sobre todo por el cariño con que nos recibieron y transcurrió la visita. ¡Las papitas y el queso estuvieron deliciosos además!


Ahora podemos decir que el país tiene una solución probada frente al friaje y las heladas, una metodología de trabajo para llegar a las poblaciones más dispersas, una tecnología que reconoce nuestra diversidad y la incluye en sus patrones de construcción y tenemos el empuje de nuestras mujeres que se comprometen junto con el Estado a seguir  construyendo un país de oportunidades.




Conociendo el interior de la nueva viviemda de Hilaria y Fermín.

Compartiendo con Hilaria, su familia y vecinas unas ricas papitas con queso.

La felicidad irradia el rostro de quienes hoy son dueños de viviendas más "calientitas y seguras".



0 comentarios: